5/7/09

Yo le dije: "Antes de llevártela tendrás que pensarlo dos veces". El monstruo de dos cabezas, bondadoso, cambió el tema de la conversación.