11/5/10

Su afán aventurero no conoció fronteras. De hecho, no conoció nada.